Basquetbol

1200px-Basketball_pictogram.svg.png

El baloncesto es uno de esos deportes que se pueden empezar a practicar desde las edades más tempranas. Una de sus mayores ventajas respecto a otros deportes es que se puede jugar tanto al aire libre como en una pista cubierta, por lo que el invierno o el mal tiempo no es obstáculo para que los niños sigan jugando.

Pero además, el baloncesto aporta muchos beneficios físicos a los niños, como:

- Una mejor coordinación.

- Una mayor concentración y una espectacular rapidez de reflejos.

- También desarrolla la agilidad y las habilidades locomotrices además de aportar   una gran resistencia.

- Como todos los deportes infantiles, el baloncesto cuida y protege el sistema     cardiovascular y mejora la resistencia muscular.